Las tarjetas de compresión H.264 de Hikvision son utilizadas en Florida por Universal Studios, un parque temático de diversiones de la industria del entretenimiento que recibe la visita de seis millones de personas cada año, invitados a «vivir las películas”.

Las tarjetas de compresión de flujo dual de la serie HCI son parte de los grabadores de secuencias de video vigilancia  ensamblados según las necesidades del cliente, en un recinto que incluye el McDonald más grande del mundo y atracciones tales como Springfield (el hogar de los Simpsons), un puerto de “Tiburón”, como también encuentros con  Shrek y los Cazafantasmas. Las unidades protegen las instalaciones en exhibición, los hoteles de lujo como Hard Rock Hotel, así como también salas de video juegos y recintos como Starbucks.

Desafíos
Universal Studios estaba enfrentada con problemas de robo y vandalismo en las múltiples instalaciones de juego, donde ladronzuelos hacía presa de los padres distraídos en atender a sus niños.  Se requerían secuencias de video de alta resolución en los recintos destinados a comedores, en el caso de producirse reclamos injustificados de seguros por parte de los visitantes. El hurto de especies en las tiendas también constituía un problema relevante, y se requería monitorear además, el uso de las cajas registradoras por parte del personal, para su propia protección.  El resort trabajaba conjuntamente con el Departamento de Policía de Los Ángeles, que utilizaban las secuencias de circuito cerrado de TV como evidencia para lograr condenas.

Solución
National Security Inc, integrador establecido en Fort Lauderdale, usa las tarjetas de flujo dual Hikvision que ofrecen compresión de video en tiempo real H.264 (MPEG-4 / Part 10). Estas unidades también permiten la compresión de audio en tiempo real en el formato abierto OggVorbis. Las tarjetas ofrecen una resolución de pantalla de hasta 4CIF a los usuarios finales que necesitan examinar secuencias de imágenes de cerca, y emplean estándares PCI 2.2 de bus local.

En esta aplicación, el usuario final recibe alimentación continua, pero los clientes pueden también monitorear la actividad según itinerarios predeterminados u optar por secuencias que se activan al detectar movimiento. Las tarjetas de compresión permiten ver en directamente en pantalla, a la vez que tienen la capacidad de superponer una máscara de privacidad que impide que secciones de imágenes sensibles sean vistas por los operadores.

Las tarjetas de compresión de Hikvision son componentes esenciales en los grabadores de video hecho por encargo que empoderan al personal en la caseta de guardia del resort con secuencias completas del recinto de 64 hectáreas.   El personal de seguridad de Universal Studios puede almacenar video clips en alta definición (HDD), así como transferir información a medios de almacenamiento de quita y pon.  Las tarjetas proporcionan una solución híbrida con varios de los grandes recintos que emplean una mezcla de cámaras análogas y localizables mediante IP.
Un retorno sobre la inversión notable
El integrador ha empleado cables en todo el área, ya sea cable coaxial RG59 o de Categoría 5. Los usuarios informan que estas tarjetas H.264 tienen exigencias mínimas sobre los sistemas computacionales, y que incluso las unidades de cámaras múltiples ocupan generalmente sólo el 11% de los recursos del sistema.

Anthony Dittolito, Director Ejecutivo de National Security, indicó: “El hecho de seleccionar las tarjetas de compresión de Hikvision refleja nuestra libertad para elegir los mejores elementos de su clase.  Los productos presentan una buena ingeniería y su índice de falla es mínima.”

Y continúa: “Si los operadores comprenden los productos basados en Windows, pueden echarlos a andar con el software inmediatamente. Este es un enfoque más intuitivo que el usar grabadores de video digital autónomos convencionales.”

Los sistemas de cámaras de video que emplean las unidades de Hikvision le otorgan al cliente un notable rendimiento sobre la inversión, con secuencias que resultan en acciones judiciales exitosas. Los gastos en vigilancia se pagan solos a los pocos meses de la instalación del sistema.

El McDonald más grande del mundo
Un recinto dentro del complejo que usa en forma intensiva las tarjetas de compresión es el McDonald más grande del mundo. De dos pisos, el restaurante está diseñado para que parezca una bolsa de papas fritas, y en términos de tamaño, tiene 7620 m2 de dependencias para juegos infantiles.  Más de la mitad del restaurante está separado por juegos de video y máquinas de rescate de premios, un área donde las secuencias de imágenes son muy valiosas, puesto que es muy frecuente el robo de carteras.

National Home Security Inc, con sede en Fort Lauderdale, posee treinta años de experiencia en el área, y es un integrador cuyos servicios cubren la televigilancia, los controles de acceso, prevención de incendios y detección perimetral. Su cartera de clientes incluye complejos residenciales, instalaciones fabriles, parques temáticos, restaurantes y salas de juego. La presencia de la compañía es especialmente fuerte en la industria del esparcimiento, tanto para clientes comerciales como del gobierno local, y se enorgullecen de proveer soluciones que están diseñadas desde su base.