Basados en estadísticas mundiales sobre grandes empresas, muchas de las cuales tienen participación en la Argentina, se puede observar la grave situación del mercado minorista en relación al hurto, al “robo hormiga”, que sufren especialmente las cadenas de supermercados y tiendas, donde suelen afrontar grandes pérdidas de mercaderías a razón de los robos tanto de los clientes como del personal interno.
Los principales desafíos que afronta el comercio minorista y las cadenas de retail, se podría dividir en tres partes:
EL CONTROL del personal interno principalmente, desde lo que no hace durante la jornada o que lo hace de manera ineficiente.
LA PROTECCIÓN de la mercadería, justa-mente cualquier comercio al por menor tiene que tener la mercadería expuesta para la venta, por lo que tiene más riesgos de ser robada o dañada. También debemos tener en cuenta la seguridad del comercio por la noche, cuando cierra el local… ¿Qué es lo que sucede? ¿Cuál es el nivel de protección? ¿Qué posibilidad hay de que alguien ingrese por la noche?
EL ROBO, aunque la estadística dice que hay mayores incidentes de hurto, el robo también puede tener implicaciones importantes.
Hay una variada gama de propuestas en el mercado con soluciones integrales tanto para pequeños comercios como para gran-des cadenas.
En el caso de una solución Smart, los beneficios son principalmente la prevención de pérdidas: disminuir o evitar la pérdida de mercadería por hurto.

ARQUITECTURA

La arquitectura en pequeños locales tiene una operatoria más sencilla o simplificada. Cuando subimos de escala, por ejemplo un supermercado o una tienda departa-mental, la arquitectura se vuelve más compleja. En este caso, el lugar tendrá mayo-res dimensiones, incluirá muchos puntos de entrada, más puntos de fuga, muchos empleados, más clientes…Por ello, tendremos un sistema de seguridad en distintas escalas. Tendremos que integrar a esta solución la arquitectura de estacionamientos: el sistema para la logística, cámaras para lectura y reconocimiento de patentes, etc. La integración con los sistemas de alarmas y controles de acceso, tendrán un centro de control, se sumarán las cámaras perimetrales, los domos PTZ y/o cámaras fijas para acompañar a estos domos para controlar la seguridad del predio. Se colocarán cámaras de vigilancia en el área de depósito, oficinas, en todos los pasillos secundarios y también los Domos PTZ que permitirán ante la detección de una situación anómala poder aplicar un zoom para obtener una imagen más detallada. Por su parte, las cámaras Ojo de Pez que permitirán obtener una vista general de 360 grados.
Entre las tecnologías más actuales, podremos incorporar las cámaras con algoritmos basados en deep learning Este tipo de sistemas permite la integra-ción con aplicaciones y plataformas de ter-ceros; puede ser algo tan sencillo como por ejemplo una caja registradora de un supermercado que nos va a permitir vin-cular la imagen con lo que está pasando a través de esa caja registradora.

Otro de los puntos a tener en cuenta es el servicio que se le brinda al cliente. Cuando la idea es que el cliente tenga la mejor experiencia posible y regrese, tener a la vista lo que está ocurriendo le permite analizar y tomar decisiones a través de una solución tecnológica que brinda remotamente las herramientas.
Las soluciones de seguridad para retail -donde mediante la integración de distinto tipo de tecnologías como el conteo de personas, mapas de calor y diferente tipo de detecciones- permitirán a las personas que estén a cargo, obtener las analíticas necesarias para la toma de decisiones. Como por ejemplo, saber: cuánta gente ingresa; en qué horario ingresa; si son hombres, mujeres, niños; por dónde pasan; cuáles son los lugares críticos del establecimiento, dónde está colocada la mercadería; entre otras.


Analíticas aplicadas al retail
Las analíticas serán personalizadas y nos brindarán reportes inteligentes sobre los ingresos, los movimientos de las aplicaciones Post, los resúmenes de tráfico de los locales, entradas y salidas de personas. Las mismas brindarán gráficos diarios, semanales, mensuales, trimestrales, según sea requerido; que podrán imprimirse y utilizarse para la toma de decisiones.
El reporte más interesante que se puede obtener a nivel comercial es la tasa de conversión entre las visitas realizadas y las ventas efectuadas, es decir, cuántas personas ingresaron al comercio (a través de cámaras People Counting), cuántas ventas se realizaron en total (a través de las cámaras con integración Post). Aquí es donde se visualiza el trabajo conjunto de todos estos sistemas. Por ejemplo cuánto se vendió por cliente o de todos los clientes que ingresaron y cuántos de ellos realizaron compras y qué acciones tomar para incrementar las ventas.


A través de los muestreos de mapas de calor (Heat Map) se puede ver la densidad de tráfico de los consumidores dentro del comercio. Se arma un mapa sobre el plano del lugar que permite ver a través de una escala de colores por dónde se mueve el consumidor, por dónde pasa, dónde se detiene. Esto también puede volcarse a un reporte por hora, día o mes; y en función de cómo se desee manejar la inteligencia, permitirá tomar la decisión de mover la mercadería de un lugar de poco tránsito de usuarios a otro sector de mayor tránsito de clientes, o colocar cartelera más llamativa
donde se vea el alto tránsito de gente.


Por su parte, la tecnología Queue Detection (Detección de Fila), permite monitorear la situación en tiempo real: las cámaras cuentan el número de personas y tiempo de permanencia de cada una. Cuando el sistema detecta que el tiempo o número de personas es mayor al promedio, envía una alerta, para que quien se encuentre a cargo resuelva la situación.
Hoy en día los sistemas de seguridad son más inteligentes y cuentan con
mayor capacidad de procesamiento, lo que permite integrarse con otras aplicaciones que son muy bien vistas por el usuario final, al brindarle un valor agregado a una solución tradicional de vigilancia.

Por: Marcela Pardo, Ejecutiva técnico-comercial, Security One Argentina, mpardo@securityone.com.ar